Posibles Problemas durante la instalación

A continuación te presentamos los problemas más comunes durante la instalación y como solucionarlos

Las zonas de unión del papel se levantan


Una posible causa de que las zonas de unión se levanten después de empapelar podría ser una superficie sellada, la entrada de aire o que las tiras se hayan secado muy rápido. Utilice un aditivo de adhesivo de dispersión y tenga en cuenta que debe incrementar considerablemente el tiempo de reposo del papel.

Con una superficie bien preparada puede utilizar un adhesivo normal. Con papeles pintados difíciles o pesados, se recomienda el uso de una cola especial, teniendo en cuenta que debe adaptar el tiempo de reposo.

Para saber si necesita incrementar el tiempo de reposo del papel, recomendamos el método del metro:


Para ello necesitamos un metro y un reloj. 
Mida el ancho de la tira de papel en seco (53 cm, 70 cm o 106 cm). 
Aplique cola a la tira según lo indicado en las instrucciones, colóquela y desenróllela.
A continuación, vuelva a medir el ancho de la tira encolada y desenrollada. El resultado debería estar entre 53,4 y 53,5. Repita este paso y consulte el reloj. Cuando el papel alcance los 54 cm de ancho, habrá llegado el momento ideal para aplicarlo en la pared. Este método permite saber cuánto tiempo hay que dejar reposar las siguientes tiras de papel.



Las zonas de unión del tejido-no-tejido se levantan


La causa puede ser un error en la dosificación de la cola, la entrada de aire o una superficie no adecuada para empapelar.


Formación de burbujas 


La formación de burbujas al empapelar con papel o tejido-no-tejido puede deberse a un tiempo de reposo muy corto (sobre este tema, lea el método del metro) o a que se ha aplicado poca cola.

Una superficie sellada, también puede estar detrás de la formación de burbujas.


Aparición de manchas


La aparición de manchas puede deberse a una superficie sellada o no preparada correctamente. La presencia de restos de humedad en la pared puede provocar una reacción química con la superficie de la que el papel no tiene culpa. La mala preparación de la superficie puede incluso provocar la aparición de hongos. Por eso debe asegurarse de que la pared preparada cumple con los requisitos necesarios para empapelar.

A pesar de todos los controles y análisis, es posible que un producto defectuoso llegue al mercado en casos aislados.
En ese caso se trata de manchas producidas por las máquinas que se detectan inmediatamente. En ese caso, no utilice el papel.


Aparición de manchas después de mucho tiempo


Si cuando el papel se seca por completo no ha aparecido ninguna mancha, ya no es posible que surjan manchas debidas al papel. En ese caso, debe buscar otras causas.


La superficie se transparenta


Los papeles de tejido-no-tejido utilizan un soporte que no es tan opaco como el papel, es decir, que permite que la superficie se transparente más que en los papeles pintados de papel. Por eso es importante pintar la superficie con una base blanca. Para eso no debe utilizar pintura de dispersión, ya que esto sella la superficie.

En la parte posterior de los rollos podrá encontrar las instrucciones en el punto 2: «La base debe tener un color neutro. Si no es así, utilice una base con pigmento blanco».

Al preparar la superficie para empapelar con papel también se recomienda aplicar una base, que mejora el resultado del empapelado, fija la superficie y regula la capacidad de absorción.

Fuente: AS-creation.es